No Hay Dios Que Buscar, Sino Universo Al Que Despertar.

Artículo Astrologia Esoterica

INDUCCIÓN A LA ASTROLOGÍA ESOTÉRICA
Por Samael Aun Weor
 
 
Sobre esta base natural y cósmica se basa el antiquísimo calendario de la semana: Lunes (primer día de la semana), Miércoles, Viernes, Domingo, Martes, Jueves y Sábado (sábado actual).
 
Los Católicos Romanos adulteraron este legítimo calendario, en el Concilio de Nicea en el año 325 d.c. y sobre esa falsificación se ha levantado la astrología modernista aritmética. Lógico es pues, que la Astrología moderna, sustentada en bases falsas, sea un verdadero fracaso.




Ahora nos corresponde restaurar la auténtica Astrología antigua, y por ello es necesario y de imprescindible urgencia, volver nuevamente al legítimo Calendario Arcaico.
 
Todas las obras sobre Astrología de Max Heindel, de Alpherat, de Iglesias Janeiro, etc. Están basadas en un falso calendario, pues no tienen una base fundamental, y son equivocadas.
 
Nosotros los Gnósticos, somos los restauradores de la Sabiduría Esotérica.
 
NOS, Samael Aun Weor, soy el Gran Avatar de Acuario. Soy el iniciador de la nueva Era. Soy el mensajero de los Mundos Superiores de Conciencia, y os he venido a traer la cultura para la nueva Era de Acuario. He venido a formar una nueva raza de dioses, y quiero que vosotros me escuchéis.
 
Os he enseñado el misterio indecible del Gran Arcano, y quiero que aprendáis a manipular el centelleo de las estrellas para gobernar a la naturaleza.
 
Oídme bien: las horas planetarias tal como vienen en los anuarios astrológicos y textos de astrología, en general son falsas y absurdas, porque el calendario en boga es falso y absurdo, porque jamás ningún pueblo arcaico usó las tan cacareadas y curiosas horas planetarias de los astrólogos modernos.
 
Los viejos sabios antiguos consideraron el día como una cruz dentro de un círculo perfecto. Esos viejos contempladores de las estrellas, con sus ojos escrutadores, penetraron profundamente en los misterios de las estrellas y recibieron la iluminación de los Dioses planetarios. Esos viejos astrólogos aprendieron de los dioses que el día se divide en cuatro partes, como una cruz dentro de un círculo perfecto.
 
Ellos sabían que el día solo estaba gobernado por cuatro planetas, según el viejo orden: Luna, Mercurio, Venus, Sol, Marte, Júpiter, y Saturno.
 
El primer cuarto del día, está gobernado por el planeta del día que lleva su nombre, el segundo, el tercero y el cuarto cuartos del día, se desenvuelven según el orden de los planetas: Luna, Mercurio, Venus, Sol, Marte, Júpiter, y Saturno.
Así pues, el día lunes corresponde al domingo actual, y el sábado actual, que es el séptimo día.
 
El siguiente cuadro representa el orden planetario auténtico:
LUNES: de 6AM a 12 M, rige la Luna, de 12 M a 6 PM., rige Mercurio, de 6 PM., a 12 PM, rige Venus y de 12 PM. A 6 AM., rige el Sol.
MIÉRCOLES: Primero rige Mercurio, luego sigue Venus, Sol y Marte.
VIERNES: Primero rige Venus, luego sigue Sol, Marte y Júpiter.
DOMINGO: Primero rige el Sol, luego sigue Marte, Júpiter y Saturno.
MARTES: Primero rige Marte, luego Júpiter, Saturno y Luna.
JUEVES: Primero rige Júpiter, luego Saturno, Luna y Mercurio.
SÁBADO: Primero rige Saturno, luego Luna, Mercurio y Venus.
 
De esta manera, las veinticuatro horas del día se dividen en cuatro partes de seis horas cada una de ellas. Dentro de cada cuadrante, cada tres horas rige un planeta diferente, en el mismo orden.
 
Este sistema sencillo, fácil y rápido nos permite saber exactamente que planeta se halla gobernando el espacio en un momento dado. Este fue el sistema que conocieron los grandes Astrólogos antiguos, y ellos lo aprendieron de los dioses siderales.
 
Aquí no se necesitan los tan famosos círculos de los astrólogos de aritmética. Aquí lo único que se requiere, es un poco de práctica y buen sentido para conocer el tiempo sideral.
 
Este sistema tan sencillo y tan sublime, lo puede aprender cualquier persona, pues aquí no se necesita de tantas complicaciones, ni de tantos “logaritmos”, ni de “Tablas””, ni de Casas, ni de voluminosas efemérides astrológicas, ni de esa jerga complicada de los Pseudo sapientes de la astrología de aritmética.
 
Ahora ha nacido una nueva progenie de astrólogos, los iluminados de la “Nueva Era”, los paladines de Acuario. Ya no necesitamos de los horóscopos de aritmética, ahora conversamos con los dioses para conocer los destinos de los hombres.
 
Sacudid el polvo de vuestras cabezas, viejos profesores de astrología, porque ya resonaron las primeras campanadas de Acuario, cantando las pascuas de resurrección.
 
Ahora nos interesan los paladines de la nueva Era de Acuario, los astrólogos iluminados que sepan hablar con los dioses siderales. Estamos fastidiados de tanta teoría, y vamos al “grano” a lo efectivo, a lo “Real”. No queremos más astrólogos ciegos, sostenidos sobre las muletas de los números.
 
Ahora solo nos interesan los clarividentes de las estrellas, los Sacerdotes de los Templos Siderales, los sabios de Acuario.
 
El discípulo, deberá escoger las horas para trabajar con las estrellas y los planetas.
En las horas de la Luna, puede trabajar con la Luna; en las Horas de Mercurio, puede trabajar con Mercurio., etc.
 
Gabriel, el Arcángel de la Luna es Maternal.
Raphael, el regente de Mercurio, es sabio y médico.
Uriel, el genio de Venus, es amoroso.
Michael, el Arcángel del Sol, es dirigente.
Samael, el Arcángel de Marte, es guerrero.
Zachariel, el genio de Júpiter, señor de los altos personajes.
 
Orifiel, regente de Saturno, es el jefe de los ángeles de la muerte y dirigente de la justicia cósmica. En el núcleo estelar de todo Sol, o de todo planeta, o de todo satélite lunar, o de todo cometa, existe siempre un TEMPLO-CORAZÓN que es la morada sagrada de un Genio Sideral, o de un Arcángel, o de un Ángel, y así tenemos que todo el infinito es un sistema de corazones, y por ello, la Astrología Esotérica, viene a ser la religión de la luz y del corazón.

Fuente: Leycosmica.org 

No hay comentarios:

Publicar un comentario