No Hay Dios Que Buscar, Sino Universo Al Que Despertar.

Tecnicas de respiracion – Respiracion Cuadrada

Pranayama: respiración cuadrada

Vayu es el viento el que transporta el prana, que el hombre asimila a través de la piel y de la respiración. En todo aquello que está quieto, inmóvil, inerte, no hay prana, no hay energía. Prana es el principio vital que rige todo el Universo.

Pranayama es justamente el aprender a dirigir ese principio vital, en el cuerpo y en la mente, mediante técnicas de respiración.

El pranayama propone un control de los ritmos respiratorios, justamente porque al ser estos el reflejo del estado mental, será posible intervenir en los procesos mentales actuando mediante la regulación del a acto respiratorio.

La inspiración, Puraka, está asociada a la felicidad, a la luz, a la plenitud, a la vida, a tomar del exterior y recargarnos de energía. Cada vez que respiramos tenemos que tomar conciencia de que la vida está entrando en nosotros.

La retención del aliento con los pulmones llenos, Antara Kumbaka, representa el vivir la vida, y expandirla en el organismo, difundirla, percibirla en totalidad.

La espiración, Rechaka, está asociada a la tristeza, al abandono, a la oscuridad, al vacío, a la muerte simbólica. Cada vez que espiramos tomamos más o menos conciencia de que el soplo vital sale de nosotros. No obstante no es sólo esto, la espiración nos ofrece también la oportunidad de liberarnos de todo aquello que es negativo; además cuanto más se vacían los pulmones más se puede tomar del exterior remudar y oxigenar todo e organismo.

La retención del aliento con los pulmones vacíos, Banya Kumabaka. Representa el vivir, aunque sea por instante, la muerte simbólica, la soledad, el vacío, la nada.

Considerada como una de las técnicas respiratorias que más equilibra los dos hemisferios, esta respiración se realiza en 4 fases.

Facilita mucho la labor visualizar un cuadrado y realizar el recorrido mentalmente mientras se realiza la practica: inhalar, retener, exhalar y retener.





Es importante que al imaginar el cuadrado cada lado sea de la misma longitud, es decir, que cada fase de la respiración sea de igual duración.

Así, por ejemplo, si la inhalación dura 4 segundos, la retención con pulmones llenos durará también 4 segundos, la expulsión del aire se ha de realizar también en 4 segundos y finalmente, la retención del aliento sin aire en los pulmones igualmente por el mismo espacio de tiempo.

Las fases de retención son consideradas muy importantes en el Pranayama ya que estimulan la verdadera respiración, la celular o interna.

En los momentos de retención se fija la energía en nuestro organismo, es cuando absorbo o hago mía la energía Yang (inspiración) que nos calienta, vitaliza, dinamiza… y la energía ying (espiración) que nos enfría, nos calma, nos tranquiliza.

Conseguimos así un equilibrio entre esas dos energías necesarias.

Beneficios:

El Pranayama Cuadrado es un ejercicio que equilibra en forma rápida y eficiente el rítmo respiratorio, fortaleciendo todo el organismo, al oxigenarlo y proveerlo de abundante prana o energía. Además aquieta nuestras emociones y el murmullo mental, despertando el sentimiento de pertenencia al universo todo.

Supone una oxigenación, limpieza, purificación completa, es muy beneficioso para la salud.

Mayor coordinación entre los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro.

Uno se siente liberado de las aflicciones producidas por la mente. (Ansiedad miedo, tristeza, etc..)

Mayor conciencia de tu ego.

Aumenta tu intuición.

Mayor integración y uso de tu cerebro.

El espacio del ser humano se va a basar en la autorrealización

Equilibra y normaliza el ritmo respiratorio.

Recarga y reconstituye de energía todo el organismo.

Nos lleva a un estado de paz, tranquilidad y alegría.

Nos conecta con la energía universal.

Ayuda a concientizarnos del poder curativo de las energías y nos hace sentir copartícipes en dicho proceso.

Equilibrar y clamar el sistema nervioso.

Restablece el ritmo cardiaco.

Como se practica:

Sentados con la espalda recta

Se realiza con los dos caños de la nariz.

Inspiramos durante cuatro segundos, retenemos el aire cuatro segundos, exhalamos también durante cuatro segundos y dejamos de respirar cuatro segundos. 4-4-4-4 o bien 6-6-6-6 siempre pares.

VARIANTE: PRANAYAMA CUADRADO CON PRANIZACIÓN CONSCIENTE

Este ejercicio de Pranayama es muy positivo y regenerador. El objetivo es llevar energía a alguna zona de nuestro cuerpo enferma, débil o problemática. La mecánica del ejercicio es muy similar al anterior, con los cuatro tiempos iguales.

Inspiramos durante cuatro segundos imaginando que tomamos energía del universo todo.

Retenemos el aire imaginando o visualizando que esa energía la almacenamos en el plexo solar -la zona del ombligo.

Exhalamos durante los 4 segundos distribuyendo la energía por todo el cuerpo.

Retenemos el aire con pulmones vacíos llevando mentalmente toda esa energía a la zona enferma o con problemas. Realizamos tres vueltas de este ejercicio con la posibilidad de ir incrementándolas de tres en tres.

Mantén los hombros relajados durante la ejecución del mismo.

Las respiraciones deben ser completas y profundas.

Los 4 segundos no son rígidos, pueden ser 3-5 o 6 segundos. Lo importante es dedicar el mismo tiempo a la inspiración, a la retención, a la exhalación y a la retención con los pulmones vacíos.

Es fundamental su ejecución con los ojos cerrados y todo nuestro ser entregado al ejercicio y a las energías que se convocan con el mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario