No Hay Dios Que Buscar, Sino Universo Al Que Despertar.

RESPIRACIÓN– CONCENTRACIÓN – LA OLA DEL MAR

Para abandonarse manteniéndose consciente

Si os gusta el mar, si ya sólo pensar en el mar os produce una sensación placentera, este ejercicio de concentración es sin duda perfecto para vosotros.

Cada vez que sintáis que os gustaría estar en la playa, para dejaros arrullar por el sonido del mar pero no podáis hacerlo, cerrar los ojos y hacer lo que a continuación explicamos. Hallaréis una gran tranquilidad, lograréis abandonaros, pero sin perder la consciencia de vuestro propio Ser.

Realización:

1 – Tumbaros boca arriba, con los brazos y las piernas ligeramente separadas. Pensar que os encontráis tumbados sobre una hermosa playa a la orilla del mar, escuchar el sonido de las olas que van y vienen, y su movimiento.

2 – vuestro cuerpo está relajado, la respiración se va haciendo lenta y profunda, percibir el movimiento del diafragma exactamente como una ola interna, que va y que viene.

3 -Al inspirar, la ola sube hacia el corazón.

4 -Al espirar, la ola desciende hacia abajo.

5 – Sincronizar vuestro movimiento interno con el externo

6 – Cuando en la inspiración, el diafragma vuelve a subir, pensar en la ola que se aproxima a vuestros pies.

7 -Cuando la espiración el diafragma baja, pensar en la ola que se aleja.

Dejar que el agua os moje los pies y las piernas, gozar de esta agradable sensación de abandono consciente a la ola que está dentro y fuera de vosotros.

Al final de la visualización, permanecer inmóviles unos minutos más antes de reemprender, despacio, cualquier movimiento

No hay comentarios:

Publicar un comentario