No Hay Dios Que Buscar, Sino Universo Al Que Despertar.

RESPIRACIÓN–VISUALIZACIÓN CREATIVA–LA FUENTE DE LA VIDA

Para recargarse abandonando todo aquello que se encuentra fuera de nosotros

Permaneciendo, como mínimo, cinco minutos en la concentración siguiente, notaréis una gran carga de energía, que permanecerá largo tiempo.

Os sentiréis alejados de todo aquello que se encuentra fuera de vosotros y esto os proporcionará una fuerza nueva.

Realización:

1 – Situaros en una postura correcta y dejar que, poco a poco, se vayan perdiendo todo estímulo y todo sonido procedente del exterior.

2 – observad el silencio y la movilidad de vuestro cuerpo. Sentir la respiración tranquila y regular.

3 – Con los ojos de la mente, observar vuestro cuerpo como si fuera transparente, pudiendo mirar en su interior: dos canales que transportan energía, descienden desde las fosa nasales hasta la base, donde se unen en un punto focal, se funden en una única fuerza para volver a subir a través de un gran canal central, que desde la base llega hasta el vértice de la cabeza.

El canal de la derecha, Pingala o yamuna, lleva una corriente que calienta, solar, masculina.

El canal de la izquierda, Ida o Ganga, lleva una corriente refrescante, lunar, femenina: el uno es de color rojo, el otro azul, que al fundirse, llevan al centro el color violeta.

4 – Durante la fase de inspiración, lenta y profunda, pero sin esfuerzo, acompañar a la energía a lo largo de los dos canales laterales.

5 – Durante la espiración, acompañar la energía desde la base, que remonta el camino recorriendo todo el canal central, irrigando hacia arriba, hasta la “Fuente de la vida”, el punto situado en el vértice de la cabeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario