No Hay Dios Que Buscar, Sino Universo Al Que Despertar.

La Respiracion Delfin

Un viejo aforismo del Budismo Zen dice “Una cosa es hablar del agua. Otra es tomarla”. Por lo tanto, la mejor manera de entender la Meditación es practicarla.


La Respiración Delfín (Iruka Kokyu Ho)

1.- Adopte su posición de meditación adecuada

2.- Enfoque su consciencia en la respiración

3.- Inhalamos profundo por la nariz, exhalamos relajándonos por la boca ligeramente entreabierta

4.- Luego de unos minutos nos imaginamos que tenemos una abertura respiratoria en nuestra coronilla, como si fuera la cabeza de un delfín.

5.- Visualizamos que respiramos por allí.

6.- Ahora imaginamos que con la inhalación entra luz por la coronilla e inunda todo el cuerpo.

7.- Con la exhalación sale luz por la coronilla y nos conecta con todo el Universo.

8.- Seguimos con la meditación por el tiempo elegido

9,- Al terminar salimos muy despacio de la práctica, desperezándonos profundamente.

Los efectos benéficos de la Meditación van apareciendo en forma gradual, y son acumulativos. Así que es importante la práctica diaria.

La Respiración del Delfín es una técnica sencilla pero realmente profunda en sus efectos. Ahora te toca ponerte en acción y meditar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario