No Hay Dios Que Buscar, Sino Universo Al Que Despertar.

Meditacion Del Canal Cental

Antiguamente llamado “el árbol de la vida” “el eje del mundo” el “monte Meru en el centro del universo” y un sin fin de nombres que describen el canal central de forma metafórica, representado en todas las tradiciones como un canal de suma importancia en nuestro desarrollo biológico, salud y evolución espiritual.
Para explicar de forma sencilla donde y como es, lo mejor es imaginarnos como un tubo hueco de aproximadamente de 2 a 3 centímetros de diámetro situado en vertical desde la coronilla hasta el perineo, delante de la columna vertebral y detrás de los pulmones y vísceras en el cual se alinean los 7 chacras principales, aunque es un tubo virtual se puede sentir su realidad de formas diversas.

El canal central es el lugar de ascenso de la energía Kundalini, donde con raíces fuertes y un buen tallo la flor de loto sube para abrirse en lo alto, donde la serpiente emplumada abre sus alas, es el canal de la energía sexual en ascenso, es la conexión tierra cielo y por tanto es muy importante que este limpio de cualquier obstrucción energética que impida que la energía se mueva con fluidez lo mas alto posible, incluso mas allá de nosotros mismos hacia el cielo y hasta el centro mismo de la tierra, que en estos casos será cuando tengamos mas experiencia.


Respirar a través del canal central ayuda a mantener el centro en la relación sexual, de esa manera subiremos la energía que se concentra como excitación en la zona genital hasta el pecho en primer lugar y hasta Sahasrarara mas adelante, de esa manera conseguiremos la fusión en el pecho de nuestra pareja, y cuando asciende; el éxtasis. En el hombre es una buena ayuda para retardar la eyaculación o evitarla de es manera no desperdiciar la energía y así tener un orgasmo en el pecho muy semejante al que suele tener la mujer.

Pero la idea ahora es simplemente respirar por el canal central para ir limpiando,

despejando de bloqueos el meridiano principal de tu cuerpo sutil, tu mente experimentará grandes beneficios, como la lucidez, claridad, energía disponible, serenidad y aspiración espiritual.

Practica:

La manera mas sencilla es respirar por el canal central utilizando como soporte YOSOY o SHOHAM, nos colocaremos en postura donde es muy importante tener la espalda recta para que la energía pueda fluir con facilidad, nos imaginaremos que un haz de luz o esfera o cualquier otro símil asciende por el canal centrar al inspirar mientras con nuestra mente pronunciamos YO y al espirar desciende la luz pronunciando SOY (puede utilizarse también SHO HAM) hay que pone toda la atención a la sensación en el canal central sintiendo como el aliento y la energía se mueven por él, es probable que al principio se sientan bloqueos a la altura de algunos chakras y no podamos subir hasta la fontanela o bajar al perineo, es normal y evolucionara según avancemos en la practica, también podemos finalizar la meditación cambiando la secuencia respiratoria parando en el pecho al inspirar YO y espiramos del pecho a la coronilla SOY, continuando el ciclo inspirando de lo alto de la coronilla YO parando de nuevo en el pecho y expulsando del pecho al vientre SOY.



Fuente1: Meditarte

No hay comentarios:

Publicar un comentario